Violencia Doméstica

Según la Ley para la Prevención e Intervención con la Violencia Doméstica define la violencia doméstica como un patrón de conducta constante de empleo de fuerza física o violencia psicológica, intimidación o persecución contra una persona por parte de su cónyuge, ex cónyuge, una persona con quien cohabita o haya cohabitado, con quien sostiene o haya sostenido una relación consensual o una persona con quien se haya procreado una hija o un hijo, independientemente del sexo, estado civil, orientación sexual, identidad de género o estatus migratorio de cualquiera de las personas involucradas en la relación, para causarle daño físico a su persona, sus bienes o a la persona de otro o para causarle grave daño emocional.

Ley 54 de 1989. Ley para La Prevención e Intervención de la Violencia Doméstica [Archivo en PDF] http://www.bvirtual.ogp.pr.gov/ogp/Bvirtual/leyesreferencia/PDF/Justicia/54-1989/54-1989.pdf

Tipos de Maltrato:

Tipos de Maltrato por Connecticut Coalition Against Domestic Violence http://www.ctcadv.org/en-espanol/que-es-la-violencia-domestica/

Abuso Físico: El abuso físico es probablemente el tipo de comportamiento más fácil de reconocer y comprender como violento. Puede estar dirigido a usted o a cualquier otra de sus seres queridos, incluyendo sus mascotas. El contacto físico agresivo siempre se debe considerar abusivo y grave, incluso si no provoca marcas ni daños permanentes. Algunos ejemplos de abuso físico incluyen:

  • Arañar, morder, agarrar o escupir

  • Empujar

  • Abofetear, golpear o dar puñetazos

  • Tirar objetos para lastimarle o intimidarle

  • Destruir posesiones u objetos atesorados

  • Lastimar o amenazar con lastimar a sus hijos y/o mascotas

  • Interrumpir su sueño para hacerle sentir agotado

  • Quemar

  • Estrangular

  • Atacar o amenazar con atacar con un arma

  • Cualquier amenaza o intento real de matarle

 

 

Abuso Emocional/Psicológico: El abuso emocional o psicológico es cualquier comportamiento, verbal o no verbal, que su pareja tiene para controlarle y/o dañar su bienestar emocional. Aquí presentamos algunos ejemplos de abuso emocional:

  • Insultos y ridiculización, especialmente cuando se enfoca en cosas a las que usted es sensible

  • Intimidarle cuando él o ella está molesto

  • Gritarle en la cara o colocar su cuerpo de un modo amenazante

  • Hacer comentarios o gestos humillantes

  • Manipular a sus hijos o amenazarle con quitarle a sus hijos

  • Decirle lo que tiene que hacer y/o adónde puede o no puede ir

  • Darle poco valor a lo que usted dice

  • Interrumpirle, cambiar de tema, no escucharle o responder, y distorsionar lo que usted dice

  • Humillarle delante de otras personas

  • Faltarle el respecto o decir cosas negativas sobre sus amigos y familia

  • Evitar o hacer que le sea difícil ver a amigos o familiares

  • Engañar o ser excesivamente celoso

  • No asumir la responsabilidad por el comportamiento abusivo culpando a otros o decir que usted lo provocó

  • Controlar sus llamadas telefónicas, mensajes de texto, uso del automóvil y la computadora

Abuso Sexual: El abuso sexual es cualquier encuentro sexual que sucede sin su consentimiento. A menudo hablamos sobre violación y otras formas de ataque sexual como algo que solo cometen los extraños; no obstante, todas las formas de ataque sexual son igualmente erróneas en las relaciones. Estar en una relación, sin importar por cuánto tiempo, nunca le da el derecho a su pareja a abusar sexualmente de usted o a demandar cualquier tipo de actividad sexual que usted no desee. Esto incluye, entre otras cosas, los siguientes ejemplos:

  • Contacto físico no deseado

  • Violación: penetración real o intento de penetración no deseada vaginal, oral o anal con un objeto o parte del cuerpo

  • Forzarle o manipularle para que haga cosas que no desea, le provocan dolor o le resultan degradantes durante el acto sexual

  • Aprovecharse de usted mientras está alcoholizado o que de otro modo no es probable que dé su consentimiento

  • Negarse a usar un método anticonceptivo o protección contra enfermedades de transmisión sexual

  • Tomar cualquier tipo de fotografías o películas sexuales con usted sin su consentimiento

  • Forzarle a realizar actos sexuales en película o en persona por dinero

  • Amenazarle con romper la relación si se rehúsa a tener sexo

La WomensLaw.org establece el Maltrato y Coerción Reproductiva: El maltrato reproductivo es cuando una persona intenta controlar las decisiones reproductivas de otra persona con el fin de controlar su vida. El maltrato reproductivo puede incluir agresión sexual, violación y otras acciones de maltrato relacionadas a su salud sexual y reproductiva, tales como:

  • Comportamientos sexualmente coercitivos, como cuando una persona:

  • obliga o presiona a su pareja a tener relaciones sexuales cuando él/ella no quiere;

  • amenaza con terminar una relación si la persona no tiene relaciones sexuales;

  • obliga a su pareja a no usar métodos anticonceptivos, incluyendo un condón, pastillas anticonceptivas u otras opciones disponibles;

  • expone intencionalmente a su pareja a alguna infección de transmisión sexual (ITS); o

  • toma represalias contra su pareja cuando se le informa sobre un resultado positivo de ITS.

  • Sabotaje de los métodos anticonceptivos, como cuando una persona:

  • esconde, retiene o destruye las pastillas anticonceptivas de su pareja;

  • reemplaza o manipula las pastillas anticonceptivas de la pareja;

  • rompe o le hace agujeros a un condón a propósito;

  • se quita el condón durante la relación sexual sin decirle a su pareja;

  • se niega a retirarse durante la relación sexual, aunque anteriormente haya acordado hacerlo;

  • le saca el anillo vaginal anticonceptivo a su pareja; o

  • le arranca el parcho anticonceptivo a su pareja.

  • Presión de embarazo, que es cuando una persona presiona a su pareja a:

  • embarazarse cuando no quiere embarazarse;

  • continuar un embarazo cuando quiere un aborto; o

  • terminar un embarazo cuando quiere continuarlo1.

1 Esta información es adaptada de Atendiendo la Violencia Reproductiva y la Coerción Sexual de la Pareja Intima: Una Guía Para el Ambiente de Cuidado Médico Obstétrico, Ginecológico y Reproductivo, Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) and Futuros Sin Violencia. (https://www.futureswithoutviolence.org/addressing-intimate-partner-violence/)

2 https://www.womenslaw.org/es/sobre-el-maltrato/formas-especificas-de-maltrato/maltrato-y-coercion-reproductiva

Abuso Económico: El dinero a menudo es una herramienta que los abusadores utilizan para establecer un control absoluto en sus relaciones. Una pareja abusiva podría tomar todas las medidas para asegurarse de que usted dependa totalmente de él o ella financieramente con el fin de evitar que usted se vaya o sienta que tiene algún tipo de poder o voz en su relación. El abuso económico puede presentarse de varias formas, como por ejemplo las siguientes:

  • Prohibir que la víctima trabaje o que asista a la escuela

  • Arruinar las oportunidades de trabajo golpeándole y dándole un ojo negro u otra lesión visible antes de una cita importante

  • Poner en peligro el empleo acechando o acosando a la víctima en el lugar de trabajo

  • Negarle el acceso a un vehículo o dañar el vehículo para que la víctima no pueda ir a trabajar

  • Arruinar las oportunidades de educación destruyendo las tareas de la clase

  • No permitirle acceso a la víctima a las cuentas bancarias

  • Esconder bienes familiares

  • Crear deudas a nombre de la víctima

Acecho y Acoso: Una pareja o expareja abusiva podría demandar su tiempo en forma inadecuada incluso cuando usted haya dejado en claro que no desea tener más contacto con él o ella. El acecho y el acoso pueden incluir lo siguiente:

  • Hacer visitas no deseadas o enviarle mensajes no deseados (correos de voz, mensajes de texto, correos electrónicos, etc.)

  • Seguirlo, incluyendo instalar un software de rastreo GPS en su automóvil o teléfono celular sin su conocimiento o consentimiento

  • Controlar constantemente dónde está y qué está haciendo

  • Avergonzarle en público

  • Rehusarse a irse cuando se le pide

¿Quiénes son las víctimas?

La violencia doméstica se produce a través de todas las líneas de raza, género, cultura, nacionalidad, orientación sexual e identidad de género, clase social y edad. Cualquiera puede ser víctima de violencia doméstica. Sin embargo, la Oficina de la Procuradora de la Mujer reporta que el 83% de las víctimas de pareja son mujeres, y que las mujeres entre las edades son de 18-30 años, son aquellas que estén a más alto riesgo de ser afectada por la violencia doméstica/género por parte de su pareja íntima.